enRed. Haciendo democracia, haciendo red, desde abajo, en común

enredWeb: enred.cc

¿Qué es esto de enRed?

Es un espacio y un proceso de organización de distintas personas de Madrid (de momento) para avanzar en el proceso democrático que se abrió el 15 de mayo de 2011.

¿Esto de dónde sale?

Somos un grupo de personas que participamos en distintas iniciativas sociales y políticas de la ciudad de Madrid. Empezamos a reunirnos con el estallido democrático del 15M, emocionadas y sorprendidas por lo que estaba pasando e intentando entenderlo. Poco a poco, gentes que estaban en las acampadas, parando desahucios, en las asambleas de barrio, comisiones o en las mareas verde y blanca por la defensa de lo público, se fueron incorporando para compartir análisis. Ahora queremos abrir el espacio a más gente, a cualquier persona que esté interesada.

¿Qué habéis hecho hasta ahora?

Empezamos como un grupo de gente que simplemente se contaba una a otra lo que estaba pasando y veía cómo podía echar manos desde sus posibilidades. Era todo bastante informal. A veces éramos 25 personas y a veces 12. Dependía mucho del nivel de movilización que hubiera en la ciudad.

¿Y ahora?

Desde el pasado mes de septiembre llegamos a la conclusión de que teníamos que formalizar un poco nuestro trabajo y abrirlo muchísimo más. Empezamos a ponernos en contacto con gente, a contarle las ideas que teníamos y a preparar una primera fase del proceso.

En noviembre nos juntamos una primera asamblea de unas 60-70 personas y estuvimos discutiendo mucho sobre la situación en la que estamos a nivel general y en el “movimiento” (entendiéndolo en sentido amplio, miles de espacios surgidos tras el 15M). La conclusión que sacamos es sencilla de decir y muy complicada de hacer: creemos que necesitamos organizarnos más y mejor para afrontar una situación que hemos llamado de “bloqueo institucional”.

¿Qué es eso del bloqueo institucional?

Muy resumido, es una situación que nace de la propia crisis a todos los niveles. El gobierno no puede aceptar ninguna de las propuestas que nacen de los movimientos. Tampoco tiene un plan para poner en marcha ningún modelo de recuperación económica. Sin plan y sin posibilidad de escuchar se produce un cierre, un gobierno-zombie que no gobierna y que simplemente bloquea sistemáticamente la democracia a la espera de que las cosas vayan mejor. Pero que sobrevive si no nos organizamos para hacerle frente.

No creo que vayan a ir mejor, la verdad.

Por aquí tampoco tenemos muchas esperanzas. La crisis tiene muchas facetas, hay una crisis de representación, hay una crisis del modelo de producción, hay una crisis del modelo de acumulación, hay una crisis de cuidados, hay una crisis ambiental y sanitaria. Ninguna se está abordando desde arriba. Al contrario, el bloqueo institucional las agrava: empobrece a la gente, destruye empleo, legisla contra la libertad de las personas y muy especialmente contra las mujeres para devolverlas a la economía doméstica, acelera la contaminación y degrada, por tanto, la idea misma de democracia. Que, por cierto, es la revindicación fundamental que se puso encima de la mesa el 15 de mayo de 2011.

¿Cuáles son vuestras propuestas entonces?

No tenemos nada parecido a un programa.

Nuestra propuesta es que entre todo el mundo podamos ver cómo salir de esta situación. Confiamos en la propia gente que ya está haciendo cosas: en las mareas, en las redes de apoyo, parando desahucios, etc.

Queremos ayudar a que avance ese proceso democrático. No sabemos cúal es el mejor método. Sabemos que no podemos hacerlo sólo desde aquí, queremos contribuir a abrir espacios para que cualquiera pueda incorporarse y hacerlo.

¿Entonces qué váis a hacer?

Hemos abierto dos líneas de trabajo que se concretarán en proyectos concretos: una sobre democracia y otra sobre el movimiento.

¿Cómo vais a desarrollar la línea de Movimiento?

Nuestra hipótesis de trabajo fuerte se resume en la idea: mantener abierta la coyuntura. Entendemos con esto el apoyar los procesos de autoorganización y movilización que en nuestra comunidad están luchando contra el expolio de lo común (servicios públicos, recursos comunes como el agua, el espacio público y el mismo territorio…) y por una renovación radical de nuestra democracia.

¿Cómo vais a desarrollar la línea de Democracia?

Siguiendo la estela de procesos de reforma y elaboración de constituciones como los que se han dado en Egipto, Túnez, Islandia, Ecuador o Bolivia, vemos imprescindible impulsar una reforma radical de la constitución del 78. Para ello, pretendemos impulsar un proceso que lleve a la conformación de un espacio contituyente lo más amplio posible que, recogiendo las ansias de cambio expresadas desde el 15M, siente las bases de una nueva democracia.

Pero, ¿os váis a presentar a las elecciones?

No. Si hay que lanzar una propuesta electoral de algún tipo será siempre supeditada a las dinámicas del propio movimiento y a partir de él. Será una herramienta que tendrá que ser construída entre muchísima gente, de forma abierta y plural. Lo que queremos es abrir esa discusión, pensar con otras personas como podría ser, proponer espacios dónde poderla crear entre el mayor número de gente posible.

¿Cómo os vais a relacionar con el resto de los espacios tipo asambleas de barrio, mareas, etc?

Tenemos un principio de no repetición: No hacer lo que otros espacios ya están haciendo bien. Tampoco queremos que nadie tenga que decidir participar (o no) en este espacio. No queremos que nadie deje de hacer lo que ya hace ni proponemos una coordinación o una plataforma. Esos espacios ya existen y son fundamentales. No queremos suplantarlos en ninguna medida. Ni competir por ninguna visibilidad. Eso no nos interesa. Nos interesa el trabajo en común, los procesos que se abran, etc.

Vamos a intentar participar de las iniciativas que surjan en común, apoyar desde nuestras fuerzas a esos espacios y también proponer cosas propias a las que quien quiera podrá unirse.

¿Cómo os organizáis?

Tenemos una asamblea general que se reune una vez al mes y, de momento, dos grupos de trabajo que desarrollan las líneas de Movimiento y Democracia. Esos dos grupos tienen su propia dinámica de trabajo y presentan sus progresos en la asamblea general. También tenemos una lista de correo a través de la cúal nos coordinamos y tomamos las decisiones urgentes. Además nos iremos dotando de aparatos concretos para realizar tareas según las necesidades que vayan surgiendo (ya hay un grupo de comunicación en marcha, por ejemplo).

Esta estructura es provisional, dependiendo de los proyectos que estemos desarrollando puede ir mutando, etc. Vamos a tener un primer encuentro público en marzo que definirá esto mucho más.

¿Tenéis una sede física?

La idea en principio será utilizar los diferentes espacios sociales de los que se ha ido dotando lo que llamamos “movimiento” en nuestra ciudad y municipios de alrededor. Esto incluye desde centros sociales y sedes de asociaciones hasta las propias plazas.

¿Como puedo participar yo?, ¿cómo puede participar/coordinarse mi colectivo con vosotras?

En principio nos definimos como una organziación de personas, no como una coordinadora o federación de organizaciones. La forma de participación, por tanto, pasa por incorporarse a alguna de las áreas o grupos de trabajo que mencionamos arriba. Puedes estar pendiente de esta web, donde anunciaremos periódicamente talleres de bienvenida para que quien quiera se pueda incorporar teniendo una visión más amplia y compleja de los puntos de partida. Una vez que hayas venido a alguna reunión, puedes solicitar alta en la lista de correo.

Anuncios